miércoles, 10 de abril de 2013

Juicio a Tyrion Lannister

[…] Las carcajadas se redoblaron. Las bocas se abrieron en muecas de diversión infinita; las barrigas temblaron. Algunos se rieron tanto que se les salieron los mocos.
<<Yo os salvé a todos- pensó Tyrion-. Salvé esta ciudad de mierda y vuestras vidas insignificantes>> […]
[…] -¿Reconocéis que envenenasteis al Rey?
-Ni por asomo- respondió Tyrion-. De la muerte de Joffrey soy inocente. Soy culpable de un crimen mucho más horrendo. –Dio un paso hacia su padre-. Nací. Sobreviví. Soy culpable de ser un enano, lo confieso. Y por muchas veces que me haya perdonado mi bondadoso padre, siempre he persistido en mi infamia.
-Esto es absurdo, Tyrion –declaró Lord Tywin-. Habla del asunto que nos ocupa. No se te está juzgando por ser un enano.
-Ahí es donde te equivocas, mi señor. Se me ha estado juzgando por ser enano toda mi vida.
-¿No tienes nada que decir en tu defensa?
-Solo una cosa: Yo no lo hice. Pero ahora me gustaría haberlo hecho. -Se volvió para enfrentarse a la sala, a aquel mar de caras pálidas-. Me gustaría tener veneno suficiente para todos vosotros. Hacéis que lamente no ser el monstruo que creéis que soy, pero así es. Soy inocente, y sé que aquí no voy a conseguir justicia. No me dejáis más salida que recurrir a los dioses. Exijo un juicio por combate. […]

~Tormenta de Espadas II. Canción de Hielo y Fuego/3. George R.R. Martin~

No hay comentarios:

Publicar un comentario